martes, 29 de marzo de 2011

Orgullo y Prejuicio (Resumen e Impresiones - Capítulos LI al LXI


Para resumir, Lizzy y los tíos Gardiner debieron suspender su delicioso paseo, que tantas alegrías había traído a Elizabeth, y regresar a Hertfordshire por la urgencia que había acarreado el arrebato de Lydia, el tío Gardiner se compuso con el señor Bennet para hallar su paradero y traerla a casa por lo que los dos partieron a Londres, donde se suponía que estaba escondida con Wickham. El señor Bennet se mostró muy arrepentido por no haber escuchado los consejos de su hija Elizabeth y haber permitido que Lydia viajase de esa manera tan irresponsable con los Foster.
Después de mucha angustia, en el capítulo LI, Lydia es ya una mujer casada. Lo que parecía imposible, que Wickham tomara en matrimonio a una desafortunada joven como ella, sucedió. El señor Bennet temía por lo mucho que debió haber pagado el señor Gardiner al joven para que éste aceptara casarse con su hija, sin embargo, en la última carta que recibió de su cuñado, éste le confirmaba que el matrimonio se había concretado, lo único que debía hacer el señor Bennet era componer a Lydia por una suma igual que al resto de sus hermanas cuando él y la señora Bennet fallecieran, y entregarle, mientras viviera, la modesta cantidad de cien  libras anuales.
A continuación, muy persuadido por sus hijas mayores, el señor Bennet acepta que los nuevos esposos visiten su casa. Entre una cosa y otra, la vanidosa Lydia expone a Lizzy los verdaderos hechos de su pesquisa y su matrimonio. El señor Darcy había sido quien había dado con los fugitivos y determinó los arreglos para la boda, incluyendo la dote de Wickham y la cancelación de sus múltiples deudas.
En resumidas cuentas es todo lo que sucede con los Bennet y Lydia y Wickham entre los capítulos XLVII y LII. Darcy reaparece, por lo menos por mención, a través de una carta de la señora Gardiner, a quien Elizabeth recurre para que le aclare la situación relatada por su hermana. ¿Cómo Darcy había terminado en la boda de Lydia y su antiguo amigo? Pues, para recapitular otra vez, Darcy, ocupado en su responsabilidad por no haber desmentido en su debido momento a un hombre como Wickham, se creyó comprometido en evitar la desgracia de una joven inocente, aunque el trasfondo de todo era que esperaba evitar la pena de su querida Lizzy; y acá el acto heroico de este personaje, e imprescindible en este tipo de novelas románticas.
Después de toda esta tempestad Bingley regresa a Hertfordshire para ocupar nuevamente su residencia en Netherfield. Si hay una parte que me gusta de esta novela es ésta, la última parte, ¡el regreso de Mr Darcy!
La señora Bennet ofrece en honor a Bingley, y para estimular su intimidad con Jane, una cena pautada hacía mucho tiempo atrás pero que no se había llevado a cabo, invitación que extiende también a Mr Darcy. Esta parte de la novela es la que más me gusta por el misterio que implica para Lizzy el amor de Mr Darcy, por fin Lizzy ya se sabe enamorada de él y guarda la esperanza de que los sentimientos de éste no se hubieran modificado desde su declaración en Hunsford y que sus maneras no hubieran variado desde que le encontró en Pemberley, pero Darcy parecía el mismo hombre reservado con el que ella no simpatizaba y ello la tenía enojada. Es encantador cómo sus miradas se cruzan durante la cena, como a ella se le percibe nerviosa e impaciente por intercambiar cualquier frase con él y captar si aún queda algún sentimiento por ella y cómo se disgusta cuando no puede hablarle porque todo los separaba: su madre que le había dado por sentarse junto a él, o una chiquilla que domina su atención la única vez que Darcy se acercó para hablarle.
Toda la tarde estuvieron confinados en mesas diferentes, pero los ojos de Darcy se volvían tan a menudo donde ella estaba, que tanto el uno como el otro perdieron todas las partidas.
Cuando Darcy regresa a Londres para resolver unos asuntos personales, lady Catherine de Bourgh reaparece en la historia para intentar persuadir a Elizabeth de casarse con su sobrino, tan inesperada y significativa visita inquieta a la señora Bennet, quien no se imaginaba las razones por las que la importante dama se encontraba en su casa. Lady Catherine aparece avasallante y resuelta a evitar a toda costa la insensatez de un matrimonio tan desigual a tal punto que obliga a Lizzy a prometerle que no se casará con su sobrino. Específicamente cuando lady Catherine le pregunta a Lizzy si promete no comprometerse nunca con su sobrino y ella le responde que no hará ninguna promesa de esa clase es lo que mueve a Mr Darcy a renovar su promesa de amor a Elizabeth:
Es usted demasiado generosa para burlarse de mí. Si sus sentimientos son aún los mismos que en el pasado abril, dígamelo de una vez. Mi cariño y mis deseos no han cambiado, pero con una sola palabra suya no volveré a insistir más.
Por supuesto que Bingley y Jane resolvieron también sus asuntos y se comprometieron, y Elizabeth aceptó a Mr Darcy sin vacilaciones, su padre y todos los demás fueron sorprendidos con este aparente repentino amor, ninguno se explicaba por qué el orgulloso Darcy  pedía la mano de Elizabeth y profesaba que ambos se amaban cuando todo lo que habían observado en Lizzy había sido aversión por el caballero. Cuando a Elizabeth le correspondió explicar a su padre su amor le expuso que sus sentimientos por su prometido se habían modificado gradualmente y añadió, entre todas las virtudes de Darcy, que él había sido quien había logrado que Wickham se casara con Lydia, entonces Mr Bennet comprendió que Lizzy se hubiera enamorado de este hombre.
Lizzy le preguntó a Mr Darcy cuándo se había enamorado de ella, entonces él le respondió:
No puedo concretar la hora, ni el sitio, ni la mirada, ni las palabras que pusieron los cimientos de mi amor. Hace bastante tiempo. Estaba ya medio enamorado de ti antes de saber que te quería.


4 comentarios:

  1. ¡Oh...! En esta parte de tu resumen solo me queda... ¡suspirar! Los capítulos finales definitivamente son mis favoritos de todo el libro.
    Me derrito de tan solo ponerme en los zapatos de Lizzy al escuchar esa hermosa declaración de un hombre como Darcy.
    Mis palabras se quedan simplemente cortas para describir mi encanto por esta romántica novela.

    ResponderEliminar
  2. "Me derrito",es una excelente frase para describir esos momentos, jejeje

    ResponderEliminar
  3. me sirvio de gran ayuda...espero que tu resumen sea del libro y no de la pelicula porque me han dicho que no son tan iguales!!!!

    ResponderEliminar
  4. Sí, es un resumen del libro. Qué bueno que te haya servido :)

    ResponderEliminar